Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Mensaje de la Dirección General con motivo del Día del Maestro

Publicado el 15 Mayo 2020
1_640.png

A la comunidad académica del Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México

Hoy viernes 15 de mayo de 2020 celebramos el día del maestro, festejo que tiene sus orígenes en 1917 cuando un grupo de diputados propusieron al entonces presidente Venustiano Carranza fuera establecida esta fecha para reconocer la gran labor que realizan los docentes en nuestro país; y fue a partir de mayo de 1918 que por decreto presidencial se da inicio con esta importante conmemoración(1).

De manera particular en el IEMS, quiero manifestar mi sincero reconocimiento a los más de 1,500 académicos que atienden a nuestra comunidad estudiantil que ya supera los 25,000 estudiantes. Saludo a quienes se han desempeñado como docentes desde la fundación del Instituto, el 30 de marzo del 2000, y que fueron pioneros en la implementación de un innovador proyecto educativo, de igual manera felicito a los docentes de nuevo ingreso que se han incorporado al Instituto, agradezco la decisión de compartir su talento, conocimiento, experiencia y existencia a formar ciudadanos críticos, con una visión humanística y científica, útiles a nuestra sociedad, con un permanente esfuerzo para lograr una cada vez mejor, Ciudad de México.

De los distintos sectores que integran a nuestra comunidad, el personal académico es el de mayor permanencia y continuidad, lo que refleja su nivel de compromiso y amor a la profesión. La identidad y el sentido de pertenencia descansa en gran medida en el desempeño de la labor docente, ya que el profesor es quien transmite al alumno el orgullo y el cariño por la institución.

Nos encontramos en tiempos complejos, en situaciones nuevas frente a nuestra labor como docentes. El momento que vivimos, con el acecho de la pandemia más agresiva que ha enfrentado la humanidad en este siglo, ha propiciado otro ritmo a la vida de las instituciones educativas y, por supuesto, ha ocasionado otro ritmo a la labor del maestro.

Estamos de pie y con la mirada en el futuro, como profesionales de la educación hemos iniciado ya una serie de cambios para superar toda dificultad del presente. Estemos seguros que juntos podemos sortear todos los obstáculos, sin descuidar el desarrollo del IEMS.

En estos momentos debemos redoblar la entrega generosa, la superación permanente, la eterna inquietud por la búsqueda, siempre presente en el trabajo del profesor del IEMS para adaptarse a innovadoras y sorprendentes tecnologías, a reaprender nuevas formas de comunicar y de transmitir saberes y valores. Hagamos que el cambio sea el hilo conductor de nuestras vidas y el signo distintivo del quehacer académico. La transformación está en nuestro código genético, por ello no nos deben inquietar, ni sorprender las exigencias actuales, la permanente transformación deberá ser el fin último a perseguir.

Este 15 de mayo nos toca celebrar a la distancia, pero unidos, es evidente que no volveremos a ser los mismos y que la labor docente ha de transformarse hoy más que nunca, para beneficio de nuestra sociedad.

“Sigamos trabajando juntos por el IEMS de todos”.

¡Muchas felicidades!


(1) Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de diciembre de 1917.